Alimentos que se deben evitar a causa del acné (¡y lo que se debe comer en su lugar!)

Alimentos que se deben evitar a causa del acné (¡y lo que se debe comer en su lugar!)

No se puede negar que lo que comemos influye sobre nuestra piel. Se modo que, aunque usted use los productos correctos, su piel no siempre se verá libre de imperfecciones, podría ser una buena idea darle un vistazo a lo que está comiendo. Pero ahora, ¿cómo sabremos qué comer para conseguir los resultados que queremos? ¿Es realmente tan fácil comer a nuestro modo para descontaminar a nuestra piel? Bueno, sí y no. Sé lo que usted está pensando: “Bueno, ¿de qué va a tratar este artículo a final de cuentas? El hecho es que, no hay investigaciones precisas y disponibles, que sin lugar a dudas digan: “¡este alimento contribuye al acné!”. Sin embargo, se han establecido ciertos vínculos para establecer una relación (o ausencia de la misma).

La mayoría de estos alimentos fueron identificados por primera vez por una evidencia circunstancial, es decir, las personas de daban cuenta que, siempre que comían estos alimentos en específico, sus erupciones parecían empeorar. Así que, ¿cuáles son exactamente los alimentos (¡y las bebidas!), que en la actualidad, pensamos que provocan el acné?

 1. Lácteos

Los lácteos son quizás son quizás el grupo alimenticio número uno, al que se culpa de provocar el acné. ¿Por qué? Bueno, de hecho hay más de una hipótesis de por qué, se supone que los lácteos están relacionadas con el acné. La primera, es que, en ocasiones, a las vacas lecheras se les dan hormonas adicionales para elevar su producción de miel. Se cree que esas hormonas llegan hasta la leche, y que cuando usted ingiere la leche, esto se convierte en un mar de erupciones. Otra idea, es que, ni siquiera tiene que tener hormonas añadidas: las hormonas, que se presentan de forma natural en la leche, podrían estar ocasionando un desequilibrio hormonal, generando el acné.

2. Alcohol

El alcohol tiene un enorme efecto en su piel, el más visible, es el nivel de resequedad en su piel luego de unos tragos, o incluso, a la mañana siguiente luego de salir de noche. El alcohol es un diurético, lo que significa que inicia una deshidratación sobre usted, y su piel. Si su piel llega a deshidratarse durante el tiempo suficiente, es más vulnerable al medio ambiente, y ante cualquier bacteria generadora de acné que esté presente. El alcohol también puede ser el responsable de una inflamación adicional en la piel: en esencia se trata de un mayor enrojecimiento, o en algunas personas puede incluso ocasionar una erupción rosácea.

3. Comida rápida

He aquí las cifras, un estudio encontró que los adolescentes que comían una dieta alta en grasas, principalmente de comida rápida, tenían una posibilidad 43% mayor de desarrollar el acné que aquellos que no la comían. Varios estudios están relacionando a la comida rápida con mayores posibilidades para el acné, pero de hecho, la relación aún no es tan evidente. ¿Es por la grasa? Se necesita hacer más investigación, pero eso no quiere decir que se le conceda el paso libre a la comida rápida. Lo mejor es que la evites por el bien de tu salud en general, ¡no tan solo por tu piel! 

4. Azúcares y carbohidratos refinados

En caso de que usted tenga dudas acerca de qué tipos de alimentos pertenecen a esta clasificación, se trata esencialmente de todo lo que está hecho de harina blanca (pasta, pan, sopa instantánea), arroz blanco, y por supuesto, todo lo que contenga muchísima azúcar. Esto incluye todo tipo de gaseosas, refrescos, dulces, y paletas de caramelo. Y usted puede darse cuenta de que las barras de chocolate están doblemente prohibidas, dado que son productos azucarados y lácteos. De modo que, ¿Cómo se explica el asunto del azúcar con el acné?

Tiene que ver con la azúcar en la sangre y con la insulina. Cuando usted consume azúcar, se absorbe muy fácilmente como una fuente de energía hacia el torrente sanguíneo, elevando los niveles de azúcar en la sangre. En la medida que los niveles de azúcar se elevan, se elevan los niveles de insulina, para asegurar que el azúcar llegue hasta donde se le necesite dentro de las células. El caso es que, los altos niveles de insulina estimulan a las hormonas que ocasionan el acné, también conocidas como, andrógenos, mediante la producción del Factor de crecimiento insulínico (conocido como IGF-1). Esta hormona está vinculada de forma específica con la producción de sebo, y por lo tanto del acné.

Ahora, sé lo que usted está pensando: “Momento, ¿cómo se supone que yo sepa si cualquiera de éstas cosas me está generando erupciones?”

La respuesta es por demás sencilla: mantenga un diario de sus comidas. Anote todo lo que usted coma, y tome nota de su piel en ese día. Puede ser tan sencillo como tomarse una “selfie”, pero también sería bueno tomara nota en su diario sobre cualquier erupción en su piel. Mientras usted lleve, de alguna forma, un registro de su piel, ambas opciones son aceptables. De lo que se trata es de ayudar a establecer un patrón, de lo que afecta y de lo que no afecta a su piel. Haga también la prueba de eliminar grupos de alimentos, por ejemplo, el evitar los lácteos durante dos semanas y llevar un registro de los resultados, esto podría permitirle saber, con seguridad, si existe un alimento desencadenante del acné para usted.

Pero, ¿qué es lo que usted puede comer para tener una piel saludable? Del mismo modo que lo hizo al averiguar cuáles alimentos no son favorables para usted, el llevar un diario mientras come mejores alimentos para su piel, realmente le ayudará a comprender cómo tener una piel hermosa de adentro hacia afuera.

Los alimentos ricos en antioxidantes trabajan para proteger a su piel, de adentro hacia afuera.  Las frutas y verduras son una gran fuente de antioxidantes naturales, en especial aquellos ricos en Vitamina C, como el kiwi, arándanos, y la mayoría de los cítricos. El té verde es otra excelente fuente natural de antioxidantes, de modo que, para una piel más saludable, en lugar del café, opte por una taza de té. Los antioxidantes podrían tener el potencial de apoyar la producción de colágeno, asegurando que la piel tenga una apariencia juvenil, comenzando desde adentro.

Otra categoría en la cual concentrarse, son los alimentos ricos en grasas buenas, conocidas como omega 3. Los omega 3 son ácidos grasos esenciales que favorecen a todo el cuerpo, ¡no tan solo a tu piel! Una gran fuente de omega 3 es el aceite de pescado, como el salmón y las sardinas. Otra gran fuente de omega 3 son las nueces y las semillas de chía. Los omega 3 también tienen potentes efectos antiinflamatorios, y algunos estudios tempranos han mostrado un vínculo entre el suministro de omega 3 y la disminución del acné, pero por supuesto, se necesita de más investigación.

La última (¡y una de las mejores!) cosas que usted puede hacer ¡es mantenerse hidratada! Y esto no significa beber tanta agua como quiera a lo largo del día, usted puede ‘comer’ muchísima agua al comer las frutas y verduras correctas. La sandía es un bocadillo excelente, saludable e hidratante al mismo tiempo. Las uvas también están llenas de agua, y además tienen polifenoles  naturales que ayudan a hacer que su piel brille desde adentro.

En definitiva, el comer bien va a traer mayores beneficios y no solo a su piel, ¡todo su cuerpo se lo va a agradecer! Asimismo, no se puede decir que el comer bien no sea la gran cosa, es un excelente cimiento para asegurar que su piel se conserve tersa y saludable, todo esto, comenzando de adentro hacia afuera. 



bbb online authorizenet paypalverified