4 Reglas para el Cuidado de la Piel con Acné que Deseará Seguirlas Hoy Mismo

4 Reglas para el Cuidado de la Piel con Acné que Deseará Seguirlas Hoy Mismo

El régimen de cuidado de la piel aceitosa es una de las mejores cosas que puede hacer por su piel en la lucha contra el acné. Sin embargo, encontrar algo que funcione puede ser un reto. Aquí le dejamos cuatro consejos para desarrollar un régimen de cuidado en la piel que lo ayude a tener una piel saludable, limpia y radiante.

Sea Constante.

Independientemente de los detalles de su régimen de limpieza y tratamiento, ¡es necesario que usted sea constante! Para ver los resultados que desea, asegúrese de seguir su rutina tanto por la mañana como por la noche. También recuerde que los cambios estacionales y las actualizaciones de nuevos productos son una parte vital de la evolución normal y necesaria para su régimen. Cuando cambia los productos de cuidado para su piel cada 2 o 3 días o empieza un tratamiento nuevo cada semana, no está ayudando a su piel y puede ser realmente perjudicial.

Si crear una rutina para cumplir puede ser difícil, cree un recordatorio regular (alertas en su teléfono o notas adhesivas en lugares importantes). Mientras el recordatorio lo motive y lo mantenga responsable, ayudará a solidificar el hábito en su mente. Los estudios psicológicos muestran que un hábito nuevo tarda 2 meses (66 días) para volverse automático. Por lo tanto, continúe con esto y pronto será capaz de iniciar su rutina de cuidado de la piel sin tener que pensar en ello. 

Atender a su tipo de piel.

No hay un único régimen de cuidado de la piel que funcione para todos, por lo que este es un proceso que requiere ensayos y mucha personalización. Al seleccionar sus propios productos de cuidado para la piel, primero debe evaluar y pensar en su tipo de piel - ¿es más grasa o seca?Si su cara parece tener siempre un brillo natural, lo más probable es que tenga piel grasa. Por otro lado, si usted es propenso a descamación y su piel parece opaca, lo más probable es que tenga la piel seca. También puede tener piel combinada, que es un poco de ambos tipos.

Independientemente de su tipo de piel, trate de evitar productos que tengan peróxido de benzoilo y ácido salicílico, así como otros ingredientes que no pueden ni pronunciarse ya que por seguridad son productos químicos fuertes. Estos productos químicos sintéticos y ásperos pueden irritar e inflamar la piel ya sensible. Para aquellos con piel grasa, es mejor evitar los productos con aceites más pesados y que se adhieren a las cremas hidratantes a base de agua. Cada tipo de piel, ya sea grasosa o seca, necesita ser hidratada. Los productos no comedogénicos, a base de agua, evitarán una acumulación innecesaria de aceite y no contribuirán a los poros obstruidos. Por el contrario, si usted tiene la piel seca, hidratantes más emolientes pueden ser utilizados, pero asegúrese de evitar las fragancias, así como también los ingredientes químicos complejos. Al contrario de lo que pueda parecer, para hidratar la piel propensa al acné, tenga en cuenta que la principal razón por las que los poros se obstruyen es debido a células muertas en la piel. Una buena crema hidratante mantendrá su piel flexible y también evitará descamación, lo que puede añadirse a los poros obstruidos.

No exagere.

Cuando se trata de un régimen diario de cuidado de la piel, a veces se excede. Después de un cierto punto, sus esfuerzos pueden comenzar a dañar la piel en vez de mejorarla. Una de las maneras más comunes con las que la gente tiende a exagerar es la exfoliación.

La exfoliación puede ayudar a mantener su piel luciendo más joven mediante la eliminación de células muertas de la piel, desatascando los poros y estimulando a la regeneración de la piel mediante la estimulación de producción de colágeno. El lado negativo de la exfoliación es que a menudo se hace a través de algún tipo de proceso abrasivo o una reacción química que puede conducir a irritación e inflamación. Esto puede empeorar las erupciones añadiéndose a la infección y/o hacer que su piel se vuelva demasiado sensible.Si tiene quistes o granos más grandes, evite la exfoliación hasta que se curen. Con las espinillas más pequeñas y los puntos negros, limite usted mismo la sesión de exfoliación a una por semana, y cuando sea posible elija una opción natural, tal como una máscara exfoliante de papaya. Además, controle la condición de su piel. La piel más sensible no debe ser exfoliada más de una vez al mes, y siempre tenga extrema precaución para evitar la irritación.

No descuide las causas subyacentes de su acné.

Hasta llegar al origen de la causa del acné, es probable que sus problemas persistan. En su raíz, el acné no es un problema de piel, es un problema hormonal. Por lo tanto, si su rutina diaria de cuidado de la piel sólo trata los síntomas externos, probablemente no verá los resultados que desea.

Las hormonas masculinas conocidas como andrógenos (o testosterona) son los estimuladores más potentes de las glándulas sebáceas, que producen sebo. Tanto hombres como mujeres producen hormonas sexuales masculinas y femeninas (testosterona, estrógeno y progesterona). Lo que no se sabe comúnmente es que sólo 1-2% de estas hormonas circulan libremente en la sangre. El otro 98% está unido a una proteína llamada Globulina Fijadora de Hormonas Sexuales (SHBG en inglés). La SHBG se hace en el hígado y transporta hormonas en la sangre. Cuando las hormonas son transportadas por la SHBG, no se consideran hormonas activas y no causan acné. Sólo las hormonas que no son transportadas por SHBG se consideran libres o no fijas. Estas hormonas libres son las que causan el acné. El punto crítico es entender que si los niveles de SHGB de una persona son bajos, hay niveles crecientes de hormonas libres (generalmente testosterona), y esto conduce al acné a través de una producción creciente de sebo.

Para solucionar este problema, productos comoAcnEase® ayudan a regular los efectos que las hormonas tienen sobre la piel de una manera segura, suave y natural. AcnEase® alivia con seguridad y de forma natural el impacto de las hormonas en la piel y en las glándulas sebáceas, y no afecta o cambia directamente los niveles hormonales. AcnEase® es el único que tiene un efecto amortiguador sobre la estimulación de las glándulas sebáceas y, por lo tanto, ayuda a devolver la producción de sebo a un nivel más saludable.

Los usuarios de AcnEase® encuentran al tratamiento fácil de incorporar en su rutina diaria. Usted notará el cambio en la salud y el aspecto de su piel, lo cual típicamente toma entre dos y cuatro semanas. Con una tasa de éxito del 96%, ¿por qué dejar pasar esta oportunidad?

Como siempre, estamos comprometidos con usted y a ayudarla a mejorar su acné. Así que déjenos saber que piensa en los comentarios. Estamos juntos en esta batalla, y ¡VAMOS A GANARLA!


bbb online authorizenet paypalverified